viernes, 22 de abril de 2011

LOS BIOCOMBUSTIBLES.

Llamamos biocombustibles (biodiesel y bioetanol) a aquellos productos procedentes de la biomasa y que son empleados con fines energéticos. Dentro de los biocombustibles encontramos varios tipos en función del estado en el que se encuentren; están los biocombustibles sólidos, líquidos, también llamados biocarburantes  y gaseosos.



Los biocarburantes, cuyo origen es biológico, son utilizados como combustibles para la sustitución de derivados del petróleo o bien, se emplean como aditivos de éstos para su posterior uso en motores. Por tanto, se podría decir que los biocombustibles son una buena alternativa contra el cambio climático ya que ayudan, no a sustituir por completo a  los combustibles fósiles, pero si perfeccionarlos; en el sentido de que logran reducir de esta manera el uso del petróleo y  también  la cantidad de CO2.


Sin embargo, el uso de biocombustibles también presenta sus desventajas: 
  • Biodiesel. Tiene mucho menos poder calorífico que el diesel y a temperaturas menores de 0ºC no puede arrancar. 
  • Bioetanol. Es muy volátil por lo que se producen pérdidas por evaporación  y la energía necesaria para obtenerlo es mucho mayor a la que éste produce.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada